Nueva Salta Roja

Como cada 11 de enero, Bolivia celebra este lunes el Día Nacional del Acullico, es decir, el masticado de hoja de coca. El presidente Luis Arce reivindicó la práctica ancestral de los pueblos indígenas y recordó que la coca tiene propiedades medicinales y nutritivas.

Una ley boliviana declaró el 11 de enero de cada año como el Día Nacional del Acullico para conmemorar que en 2013 Bolivia se adhirió nuevamente a Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, con una reserva para permitir el masticado dentro de su territorio.

Esa norma establece que la hoja de coca es un patrimonio cultural de Bolivia y que en su estado natural no debe considerarse como una droga, además de promover su revalorización, producción y venta.

Bolivia es, después de Colombia y Perú, uno de los principales productores de hoja de coca del mundo, que constituye la materia prima para la elaboración de cocaína.

Social Share